L'associazione Utopia Rossa lavora e lotta per l'unità dei movimenti rivoluzionari di tutto il mondo in una nuova internazionale: la Quinta. Al suo interno convivono felicemente - con un progetto internazionalista e princìpi di etica politica - persone di provenienza marxista e libertaria, anarcocomunista, situazionista, femminista, trotskista, guevarista, leninista, credente e atea, oltre a liberi pensatori. Non succedeva dai tempi della Prima internazionale.

mercoledì 15 agosto 2012

DE HISTORIA, DE LIBROS, EL DESCANSO Y EL SENTIDO DE LA VIDA, por Tito Alvarado


Hace unos días una compañera criticaba lo fea que se ve mi barba, blanca y larga, pues ella me conoció cuando usaba una barba de aspirante a intelectual de izquierda, ahora uso una de aspirante a ermitaño. Sí, he cambiado, sí, la vida ha cambiado, falta saber qué tanto para bien, qué tanto para mal.

Entre los temas conversados, aparte de los que dicen relación con el tiempo y los altos y bajos personales, salió el tema de la historia, de lo que hacemos en la vida y deja huella. Comúnmente se tiende a ver la historia como aquello que hicieron los otros, sin vernos nosotros en la historia reciente. A mi interlocutora le pregunté si había leído el Libro Apócrifo de los cambios, retrocesos y traiciones, habla de las historias ocultas del Chile de los últimos sesenta años, no como hechos anecdóticos sino como ideas en lucha. Son ensayos críticos de otros libros, 32 si mal no recuerdo. Natural que me dijera que no, pues creo que existen unas pocas copias repartidas en tres continentes. Luego le pregunté si sabía de la existencia del último libro El derrumbe del poder soviético, de Don Luis Corvalán, quien fuera Secretario general del Partido Comunista de Chile por más de treinta años. No pretendía una respuesta afirmativa, que me hubiera agradado por la posible confrontación de opiniones. Mejor pensado, era obvio que me dijera que no, pues son libros de escasa circulación y nula promoción.

El primero amerita una más enérgica promoción, el segundo no tiene promotores en lo que queda  de su partido, pues allí se perdió toda capacidad para ver el crecimiento de la hierba. Lo desafortunado es que a la fecha, mi primera impresión, es compartida por los otros tres lectores que conozco. En las explicaciones que da quien fuera por tanto tiempo Secretario general, se nota un saber, por estar el autor inmerso entre los personajes principales de las derrotas de, a lo menos, la mitad del siglo pasado, es decir tenía conocimiento de primera mano. Sin embargo la sorpresa es, que no aplica el método marxista para ver el movimiento, frente a la realidad no ve las causas al mostrarnos los efectos. Sin ver el movimiento estamos a la merced del discurso dominante. Es toda una paradoja, fue Secretario general del Partido Comunista, pero no era marxista. Todo su libro no explica las causas de la caída del poder soviético, no nos muestra las profundas huella de las traiciones y abandonos al marxismo, nada señala sobre al ausencia de control obrero ni de quienes, en realidad, tenían el poder. Lo que en teoría era de todos no fue defendido, este simple hecho demuestra que no era de todos, las masas no estaban en el poder, mal podían participar en la defensa de algo que no era suyo.

Si alguien nos cuenta algo de lo ocurrido, puede contárnoslo desde el saber, ya sea por haber estado inmerso en esos hechos o por haber leído una montaña de libros, es decir tiene información de primera o de segunda mano. Nos actualiza visiones de ese ayer y nos las recrea desde otro punto de vista, como fotos o como movimiento. El Marxismo es ante todo una guía para la acción, lo cual nos remite a que es una  forma de acercarnos a la realidad, una forma de ver el movimiento en sus causas profundas y en sus efectos, que a su vez pueden ser la causa de nuevos efectos, en una constante ligazón de los acontecimientos. El marxismo es una herramienta para ver las causas y los efectos. Es precisamente lo que no vemos en el libro El derrumbe del poder soviético.

Hablar de lo lamentable sin ver las causas es agregar desastre al desastre, por el contrario hablar desde las causas que dan estos efectos, es atreverse a plantear una verdad que bien puede no ser entendida y ganarse uno, el odio de aquellos que tienen pensamiento de secta. En la lucha de las ideas nadie tiene la verdad absoluta y por lo mismo debemos asumir, sin miedo, la audacia de encontrarla confrontado ideas, de esta confrontación ha de salir la verdad del cambio ineludible y urgente. Hoy lo importante es aprender de nuevo a enfrentar los demonios de la realidad, conocerla para transformarla, sin dejar que la traición meta sus cuñas en la forma de falsos saberes y acomodos.

Frente a lo que se entiende por historia, necesario es volver a preguntarnos que es esto, visto lo ocurrido en otro tiempo, se nos cuenta un pasado con palabras. En este sentido podemos decir que la historia es un discurso, el discurso de los vencedores. Visto desde el análisis de las causas y efectos, la historia es el relato de la más violencia, ejercida por los vencedores. Vista la historia como movimiento debemos concordar que en algún momento se produce una fisura en el discurso dominante y aparece otra visión, con ella podemos entender mejor lo pasado. Lo cierto es que siempre será una interpretación de lo real, nunca el hecho real y siempre podremos estar interpretando hechos ocurridos desde los velos de lo subjetivo, lo cual nos impone la necesidad de ser rigurosos en el análisis.

Yo trabajo en un oficio que dista mucho de mis conocimientos. Hace poco comprendí que gracias a ese oficio dispongo de una mínima seguridad y puedo dedicar el tiempo restante a uno de los oficios que también práctico, la lectura profesional. En mi trabajo por el pan, a las nueve treinta, hay un descanso para tomar un refrigerio, son quince minutos en que uno se demora en llegar al punto donde todos descansamos y comemos, luego uno se demora en llegar al punto del sudor. Son 15 minutos de libertad programada, lo cual en si es una contradicción, pues nada programado puede ser libre ni nadie que depende de la venta de su fuerza de trabajo puede decir que es libre. En este espacio se habla de todo, salvo que este todo es siempre un hablar de lo que se habló antes en otros medios. Se ha perdido la noción de pertenencia a un grupo social cuyos intereses nada tienen que ver con lo que en los medios de desinformación se habla. En gran parte han contribuido a este adormecimiento de la conciencia, las burocracias que se han apoderado del sistema sindical. En la realidad de mi diario vivir existen cinco sindicatos, cinco burocracias que se disputan los guiñapos de un sector social que ya no se reconoce. El resultado es que perdiéndose la conciencia se pierde lo poco que nos permite vivir medianamente. Algunos creen que tienen un buen sueldo sin lograr entender que si ahorraran durante veinte años el salario, tendrían apenas uno de mil que el patrón tiene ya. Si contamos que el patrón, teóricamente también pudiera ahorrar todo lo que gana, pues la distancia sería de uno a cien mil. Y pensar que todavía hay gente que niega la existencia de clases sociales.

Mis quince minutos de libertad son quince minutos para comprender los mecanismos de la derrota y pudieran ser quince minutos para avanzar, si los iguales se comprendieran en su igualdad, en su pertenencia a un sector social, que nada tiene en común con el patrón. Quizá sea pedirle peras al olmo, pero sin olmos que den peras no habrá cambio social, sin emprender la audacia de ser realistas y pedir lo imposible, no podremos hacer realidad lo mejor de las esperanzas del género humano.

¿Qué es el salario sino una ilusión, un diezmo que se nos da para reponer la fuerza gastada, un diezmo para mantenernos apegados al sistema y en mucho reproducirlo?

Enfrentados a los dramas del diario vivir, buen pudiéramos preguntarnos ¿cuál es el sentido de la vida? Dicen algunos legos que uno puede preguntarse algo cuando tiene resuelto los detalles de la sobre-vivencia: el vestido, el techo, la comida. Esto pudiera ser cierto en términos generales, con muchas variantes en lo particular. De los siete mil millones de seres humanos, no podemos decir que haya dos que sean iguales, tanto en su forma como en su conducta. Este detalle nos acerca a la mecánica cuántica. Si las partículas son impredecibles, también lo es el ser humano.

Desde las atalayas de sus propios egos cada cual puede darle sentido a la vida, ya sea en el sin sentido de la acumulación, la fuerza bruta, los atropellos, la injusticia, los asesinatos en masa, las triquiñuelas del poder o los pequeños teatros de los encumbrados. La cuestión no deja de tener actualidad, aunque algunos se esmeren en que seamos simples espectadores y tomen ellos todas las decisiones en nuestro nombre, por supuesto a favor de ellos solamente, y es aquí que el sentido de la vida adquiere una dimensión universal: cuestionar los fundamentos del sistema, ser la crítica mortal al mortal sistema, he ahí nuestra tarea. Cuestionar los fundamentos desde todos los ángulos de mira y proponer otra forma de relación humana que nos permita pasar, desde la angustia del sobreviviente, al sentido creador de nuestro potencial humano puesto en acción.

Nada hay humano al margen de la solidaridad, la creatividad y el goce de la vida.


Nella diffusione e/o ripubblicazione di questo articolo si prega di citare la fonte: www.utopiarossa.blogspot.com

RED UTOPIA ROJA - Principles / Principios / Princìpi / Principes / Princípios

a) The end does not justify the means, but the means which we use must reflect the essence of the end.

b) Support for the struggle of all peoples against imperialism and/or for their self determination, independently of their political leaderships.

c) For the autonomy and total independence from the political projects of capitalism.

d) The unity of the workers of the world - intellectual and physical workers, without ideological discrimination of any kind (apart from the basics of anti-capitalism, anti-imperialism and of socialism).

e) Fight against political bureaucracies, for direct and councils democracy.

f) Save all life on the Planet, save humanity.

(January 2010)

* * *

a) El fin no justifica los medios, y en los medios que empleamos debe estar reflejada la esencia del fin.

b) Apoyo a las luchas de todos los pueblos contra el imperialismo y/o por su autodeterminación, independientemente de sus direcciones políticas.

c) Por la autonomía y la independencia total respecto a los proyectos políticos del capitalismo.

d) Unidad del mundo del trabajo intelectual y físico, sin discriminaciones ideológicas de ningún tipo, fuera de la identidad “anticapitalista, antiimperialista y por el socialismo”.

e) Lucha contra las burocracias políticas, por la democracia directa y consejista.

f) Salvar la vida sobre la Tierra, salvar a la humanidad

(Enero de 2010)

* * *

a) Il fine non giustifica i mezzi, ma nei mezzi che impieghiamo dev’essere riflessa l’essenza del fine.

b) Sostegno alle lotte di tutti i popoli contro l’imperialismo e/o per la loro autodeterminazione, indipendentemente dalle loro direzioni politiche.

c) Per l’autonomia e l’indipendenza totale dai progetti politici del capitalismo.

d) Unità del mondo del lavoro mentale e materiale, senza discriminazioni ideologiche di alcun tipo (a parte le «basi anticapitaliste, antimperialiste e per il socialismo.

e) Lotta contro le burocrazie politiche, per la democrazia diretta e consigliare.

f) Salvare la vita sulla Terra, salvare l’umanità.

(Gennaio 2010)

* * *

a) La fin ne justifie pas les moyens, et dans les moyens que nous utilisons doit apparaître l'essence de la fin projetée.

b) Appui aux luttes de tous les peuples menées contre l'impérialisme et/ou pour leur autodétermination, indépendamment de leurs directions politiques.

c) Pour l'autonomie et la totale indépendance par rapport aux projets politiques du capitalisme.

d) Unité du monde du travail intellectuel et manuel, sans discriminations idéologiques d'aucun type, en dehors de l'identité "anticapitaliste, anti-impérialiste et pour le socialisme".

e) Lutte contre les bureaucraties politiques, et pour la démocratie directe et conseilliste.

f) Sauver la vie sur Terre, sauver l'Humanité.

(Janvier 2010)

* * *

a) O fim não justifica os médios, e os médios utilizados devem reflectir a essência do fim.

b) Apoio às lutas de todos os povos contra o imperialismo e/ou pela auto-determinação, independentemente das direcções políticas deles.

c) Pela autonomia e a independência respeito total para com os projectos políticos do capitalismo.

d) Unidade do mundo do trabalho intelectual e físico, sem discriminações ideológicas de nenhum tipo, fora da identidade “anti-capitalista, anti-imperialista e pelo socialismo”.

e) Luta contra as burocracias políticas, pela democracia directa e dos conselhos.

f) Salvar a vida na Terra, salvar a humanidade.

(Janeiro de 2010)