L'associazione Utopia Rossa lavora e lotta per l'unità dei movimenti rivoluzionari di tutto il mondo in una nuova internazionale: la Quinta. Al suo interno convivono felicemente - con un progetto internazionalista e princìpi di etica politica - persone di provenienza marxista e libertaria, anarcocomunista, situazionista, femminista, trotskista, guevarista, leninista, credente e atea, oltre a liberi pensatori. Non succedeva dai tempi della Prima internazionale.

mercoledì 27 giugno 2012

LA NETA DE LA CULTURA EN UN PAÍS TAN CERCA Y TAN LEJOS, por Tito Alvarado

La verità sulla cultura di un paese così lontano da Dio e così vicino agli Usa.

(18 de septiembre del 2011)

En un principio pensé titular este artículo; La neta de la cultura en un país que se mueve, pero no avanza, luego estimé que desde la propia visión, que desde México se tiene del país, es de donde debía salir el título de este escrito, que intenta dar cuenta, en general, del fenómeno de la cultura. Es real que el país se mueve, pero no avanza, como también es real que el país se desangra, pero no muere o que el país necesita soluciones que no se asumen. En definitiva México hoy es un país que se mueve en estancos cerrados, pero parece ser un país abierto a todas las probabilidades. Nada es mágico ni ocurre por azar o capricho, hay una línea de conducta que se acumula en una u otra dirección hasta que la realidad produce lo que hoy es México, un país que tiene todo y es nada, un lugar ideal para vivir, donde la vida no tiene sentido.

Hablar de cultura es, en primer lugar, hablar de una imposibilidad y de varias constataciones según sea la perspectiva del que habla. Imposible ponerse de acuerdo sobre una definición de Cultura que sirva a todos los propósitos de análisis de la cultura y su papel en lo que hace y es el ser humano en un momento social dado. Las constataciones dicen relación con la necesidad de aclarar en qué sentido estamos hablando de cultura, otras constataciones son que en un país existen y coexisten muchas culturas, culturas que responden a un patrón de conducta, deseado o no, en un momento y lugar preciso. En este sentido podemos hablar de cultura de la violencia, cultura de la corrupción, como de cultura regional o cultura de las soluciones que nada solucionan o cultura del desprecio por la realidad del ser humano medio, etc, etc.

Para entendernos, necesario es definir que significado le damos a la palabra cultura.

En los tiempos que corren el mayor diccionario enciclopédico está en internet, he recorrido muchas páginas en busca de una definición, para mi sorpresa encontré de todo, que es casi lo mismo que decir nada. Seguimos en el limbo de que no existe una definición que recoja, de una manera aceptable para todos, lo que se quiere significar con la palabra cultura. Diferencias más, diferencias menos, el pantano sigue allí, salvo que en cualquier pantano crecen hermosas flores.

La Unesco, en 1982, declaró:
“…la cultura da al hombre la capacidad de reflexionar sobre sí mismo. Es ella la que hace         de nosotros seres específicamente humanos, racionales, críticos y éticamente comprometidos. A través de ella discernimos los valores y efectuamos opciones. A través de   ella el hombre se expresa, toma conciencia de sí mismo, se reconoce como un proyecto  inacabado, pone en cuestión sus propias realizaciones, busca incansablemente nuevas significaciones, y crea obras que lo trascienden.
(UNESCO, 1982: Declaración de México)
Un bella flor en el pantano. En resumen se nos dice que cultura es la creación cultural, esto no define lo que es cultura sino que da cuenta de lo que dentro de una cultura se produce como objetos y hechos culturales.

En una de las tantas páginas visitadas alguien responde a la pregunta: ¿Qué entendemos por Cultura? , en los siguientes términos:
“Cultura es todo lo que existe en el mundo, y que ha sido producido por la mente y la mano       humana. Por ejemplo, las fiestas, los alimentos, los sistemas políticos, la manera de pensar, la ropa y las modas, los medios de convivencia, el daño al medio ambiente, la manera de jugar al fútbol, la guerra y las armas, los actos humanitarios… Todos éstos son productos culturales porque han surgido de la creación humana y de su manera de entender, sentir y vivir el mundo, lo mismo que el Internet, que en los últimos años ha revolucionado la conducta humana cambiando la manera de pensar y coadyuvando al desarrollo global intercultural a velocidad impensable. Por eso también se dice que la cultura es la forma, para bien o para mal, como el ser humano ha modificado la naturaleza.”
En síntesis, cultura es una forma de ver el mundo e interactuar con él, es toda intervención y/o creación humana, material o inmaterial (creencias, valores, comportamientos y objetos concretos), que identifica a un determinado grupo de personas, unificándolo entre si y haciéndolo distinto de otro grupo. Dicho de otro modo, cultura es la manera como los seres humanos desarrollamos nuestra vida y contribuimos a modificar el mundo en la parte donde habitamos o irradiamos nuestra acción; por tanto, cultura es también el desarrollo, intelectual o artístico como un producto cultural específico de la cultura general. Es un sello de identidad y diferencia.

La cultura no existe al margen de la sociedad, toda sociedad humana es una cultura, pero a la vez en toda sociedad existen diversidades culturales, si entendemos el conjunto de la sociedad como una organización, dentro de ella la cultura serían los valores que posibilitan el movimiento de esa organización, los valores que la perpetúan, dándole continuidad, y los valores que la cambian, dándole adaptabilidad, pues la cultura recoge un legado histórico y agrega nuevos aportes e incide en la sociedad reformulando a su vez la sociedad y la cultura. Es una producción colectiva y esa producción es un universo de significados, transmitidos por la familia y las instituciones ideológicas de la sociedad, y está en constante formulación y reformulación de contenidos y resultados concretos.

Con frecuencia se dice que el ser humano es social y se da por sabido lo que eso significa. Lo social del ser humano está dado por la imposibilidad humana de vivir al margen de otros seres humanos. Cada uno de nosotros necesita del concurso de otros para la satisfacción de sus necesidades y cada uno de nosotros participa en el proceso social, es decir en los resultados de una cultura. Cada ser humano es social (entendido el hecho social como una imposibilidad y muchas necesidades), es decir, se integran a la cultura, a la sociedad, y esta lo integra a él. Cada ser humano es parte de una cultura y desde ella contribuye a que esta sea lo que es, mediante la aceptación de lo que hay o mediante su lucha por modificar lo existente.

Adquirir y ser parte de una cultura dada es un proceso de socialización que se da desde el nacimiento y forma a las personas en miembros de una cultura. Este es el proceso que convierte progresivamente a un recién nacido, con un muy limitado repertorio de conductas, en un sujeto social autónomo, más o menos capaz de desenvolverse por si mismo en el mundo en el cual vive. Mediante este proceso de socialización el ser humano adquiere una identidad, un sentido de  pertenencia a una cultura y unas determinadas capacidades para responder socialmente, como el idioma, los hábitos, las costumbres y alguna especialidad que le permite una mejor inserción en la sociedad, es decir le permite una mejor participación en la cultura de la cual es parte integrante. En este proceso también se transmiten los “valores” sociales, que son los valores de la clase dominante.

Cada ser humano es una individualidad con una personalidad única y por lo mismo, siendo un ser social que comparte el mundo junto a otros siete mil millones de seres humanos, es una persona única con una conducta social única, es decir cada ser humano, teniendo los valores de la sociedad, siendo parte de una cultura dada, tiene su propia forma de participar. Esta unicidad de conducta le da la falsa noción de creer que desde su unicidad no puede hacer nada por cambiar el mundo o que lo suyo tiene mayor valor que lo del otro, es la falsa conciencia, la ideología que le permite aceptar como natural lo que es antinatural, justificando lo injustificable, conformándose con “un destino” definido por otros, viéndose a si mismo mejor o peor de lo que realmente es.

Este ser social, diverso en su unicidad, confronta los dilemas del diario vivir con la cultura adquirida del medio en que vive, esta cultura tiene los sellos indelebles de la ideología dominante y tiene su base social en la forma en que los seres humanos interactúan unos con otros. Como la característica fundamental del ser humano es el trabajo, el ganar el sustento, estas relaciones humanas tienen como base las relaciones que se dan en la producción de bienes materiales y, a veces, bienes espirituales o intelectuales. La cultura no está al margen de la sociedad, pues nada se produce al margen de la sociedad. Por lo mismo podemos decir que no hay acto humano al margen de la cultura. Distinto es el valor moral o inmoral que determinada cultura tenga, como así mismo es algo completamente distinto lo moral o inmoral de la actuación de cada individuo dentro de una cultura X. Uno de los elementos que se deben tener en cuenta para entender las particularidades de lo cultural y lo moral – inmoral, lo valorativo, es el contexto social en que se producen.

Volviendo a la definición de cultura que manejamos, debemos decir que la cultura es una red de significados que permite, a las personas que la comparten, darle sentido tanto a sus prácticas como a sus producciones sociales y a la vez entender el sentido que los otros aportan. En esencia queremos decir que la cultura es un contexto social de producción e interpretación de significados y que, como es un contexto social, hay tantas culturas como sociedades (en su acepción más general) y grupos sociales (en su acepción más particular).

Desde los inicios de la vida humana hasta nuestros días de deshumanización de la vida en sociedad, hay una larga acumulación de cargas semánticas atribuibles a las palabras y estas son un intento de comunicación que da cuenta de la relación entre los seres humanos y entre estos y la naturaleza.

Cada idioma es una respuesta cultural al medio en que se ha desarrollado ese idioma, entre las muchas dificultades gramaticales que cada uno registra, enfrentamos dos tipos de problemas que  dificultan el proceso comunicacional, uno es que muchas veces una palabra resiste varios significados y el otro es que hay significados que se definen con varias palabras. Este detalle confunde o deja espacios grises que posibilitan una interpretación errónea de lo que se ha querido significar.

Aparte de este detalle de incomunicación, nos encontramos con que el idioma de uso común, no es compartido en la misma medida por todos, unos muchos dominan poco el habla y unos pocos lo dominan mucho. La comunicación va de un acto que se ejerce hacia un público que se entiende está en condiciones de comprender el mensaje hasta el acto ejercido sin público definido, asumido como una generalidad manipulable, entonces se entregan mensajes ambivalentes, se oculta parte de la verdad, se aseguran hechos que no son, se recurre a palabras comodines que pueden dar diversos significados envueltos en una aureola de misterio y respeto. Se informa sin informar, se pretende que el interlocutor crea algo, no que sepa una verdad, se le dirige para que llegue a conclusiones falsas asumidas como verdaderas. En este sentido el acto de comunicación pierde su esencia que es transmitir significados.

Todo acto de comunicación, que es una intención de transmitir significados, se transforma en un acto fallido, pues junto al hecho del no pleno uso del idioma, es decir el hecho de no entender todos los significados, no comprender plenamente todos los mensajes escritos y hasta no ejercer el deleite de la lectura sistemática, se agrega la intencionalidad manipuladora de quien emite un mensaje, con el propósito de producir una respuesta que le sea favorable.

Es el uso y el abuso del lenguaje lo que en parte nos ha permitido llegar a ser lo que somos y también en cierta forma es el lenguaje lo que nos permite estar donde estamos, son sus valores y sus dobles sentidos y sus ambivalencias que permiten el entendimiento, la mala interpretación, la manipulación y la duda, siempre y cuando nos detengamos a analizar lo dicho por el otro, asunto que no siempre es posible, pues mucho de la comunicación se hace en breve espacio ya sea para dar una orden o para entregar una información reducida y con ella producir una respuesta. Un análisis pasa por cierta capacidad, cierto interés, tanto de quien comunica como de quien recibe la comunicación y esto, en la mayoría no se da. Decimos libertad y entendemos algo que generalmente no existe, pues en la sociedad humana nadie puede ser absolutamente libre, estamos todos supeditados a tres tipos de menoscabo de la libertad: la cultura que impone ciertas conductas y castiga otras, la economía que imposibilita a muchos disfrutar de “su libertad” y la naturaleza que impone condicionamientos como la temperatura, la geografía con sus obstáculos y/o los desastres “naturales” . Decimos democracia para significar un derecho que en realidad es simplemente un juego que se repite cada cierto tiempo sin que logre ser la expresión de un derecho ni una participación ni un respeto pleno por la voluntad de la mayoría, Es la minoría que detenta el poder la que impone sus decisiones al resto.

Una cultura, que es transmisión de significados, es también historia acumulada, es pasado y presente, es proyección de futuro, pero sobre todo es memoria y olvido. Se recuerda lo poco, que puede ir de lo impactante, trascendental, hasta llegar a lo trivial, sin trascendencia y se olvida lo mucho, que en esencia es la historia toda de los hechos acontecidos en un largo periodo.

Yendo a la neta de la cultura en el México de hoy podemos resumir ocho puntos esenciales:
1. De un tiempo remoto, perdido en lo incierto, y muchas veces meramente especulativo, se va formando lo que hoy tenemos como país llamado Estados Unidos Mexicanos, más conocido como México. Es decir hay tremendas lagunas de formaciones culturales cuyo pasado se ha perdido, es como si viniéramos de la nada. Para remediar esta incógnita se levantan voces interpretativas, pero la verdad sigue siendo otra, pues ninguna de esas interpretaciones o conocimientos parciales puede transmitirnos una hora de lo que fue la vida en cada una de esas culturas.
2. Desde que hay un conocimiento más certero de lo pasado se comprueba que la cultura ha resistido
luchas intestinas, guerras fratricidas, asesinatos políticos, desmanes del poder, resistencia de pocos a nombre de las mayorías, siempre sin voz. La historia la cuentan los vencedores y por supuesto viene con la visión de ellos.
3. Si la cultura es todo lo que existe en el mundo, y que ha sido producido por la mente y la mano humana, también es lo acumulado, la historia con sus aciertos, perjuicios, prejuicios, desaciertos, omisiones, represiones, luchas y actos sublimes, que aunque no se cuenten oficialmente, están presentes en la gente en forma de mitos. En este sentido el México actual es la suma de su historia con sus oscuridades y luces.
4. Esta historia es, desde la revolución mexicana a la fecha, una historia de transgresiones, corrupción y asesinatos. Como también es de la ideología que de un lado posibilita esa historia y estos resultados hasta la ideología que lo justifica.
5. Toda cultura es la suma y en esta suma hay la rebelión, la revolución, el cambio necesario, la visión conciliatoria, la negociación, la ingenuidad de creer en los que son enemigos de la verdad y también está lo sublime de la creatividad puesta al servicio de una causa y/o los resultados del quehacer cultural. Esto último, por mucho brillo que tengan algunos intelectuales, no es lo dominante.
6. Lo dominante en el México actual es la corrupción como característica cultural. La corrupción está ahí como la madre de todos los males.
7 De aquí se deriva el que muchos sean víctimas, que miren para otro lado, que sobrevivan a pesar de todo, que asuman el conformismo y lo peor de todo es que la corrupción aumenta a un ritmo mayor que los recursos del país. La corrupción institucionalizada por el partido muchos años en el poder (PRI) ha degenerado ahora en el mayor y peor negocio de México; el Narco, con sus criminales variantes de acumulación originaria, como ser: el narcotráfico, el asesinato selectivo, el control del aparato represivo y político del país, el rapto de personas, sea para cobrar un rescate sin devolver al raptado o para que estos trabajen como esclavos.
8. El Gobierno ha emprendido una guerra que no está en condiciones de ganar, llegando a niveles mayores de bestialidad en la guerra del narco contra el escaso poder del gobierno y de este contra los narcos en creciente control de la economía y el aparato del estado por medio de la policía, el ejército y el poder legislativo.

A esto hemos llegado en muy poco tiempo. La vida en sociedad está en peligro, el país todo puede desintegrarse y quedar en manos del más fuerte, que aunque debilitado hoy, aún está en condiciones  de hacer nuevas guerras y someter voluntades. Como vemos, estamos pasando del México tan cerca de Estados Unidos y tan lejos de Dios al México con el infierno dentro y sin ningún cielo a la vista.

Salvo que la solución última y óptima es la cultura. Para que así sea quienes están en esa cultura deben verla como un arma de mortal efectividad. Ningún ejército del mundo ha ganado jamás una guerra contra todo un pueblo. En México estamos lejos de lograr que el pueblo mexicano ejerza su fuerza en defensa de si mismo, al contrario los narcos han logrado una proximidad de identidad y hasta de solidaridad con la gente que los ve menos peores que el gobierno y sus aparatos represivos e ideológicos.

La neta de la cultura hoy es que desde la cultura se debe, se puede (falta que se quiera), asumir la defensa de México en lo mejor de su cultura, aquello que ha sido manipulado, ocultado, olvidado intencionalmente, aquello que es identidad es hoy salvación. Para ello debieran darse algunas premisas como parte del proceso de las soluciones:

I) Armar un movimiento cultural que asuma el rescate de lo mexicano, en el respeto por las diversas culturas y con propuestas de sociedad sin los patrones mentales que han posibilitado llegar hasta donde hoy estamos. Este es el lugar posible que se encuentra en la confluencia de un lago y unos errantes viajeros que ven como un águila devora una serpiente.
II) A la ideología del desprecio anteponer la ideología de las soluciones. El problema no está allí para impedir el paso, está para asumir la audacia de la solución.
III) Parte de las soluciones es que quienes sufren las consecuencias de los desmanes de los poderes en juego se vean como la solución, en el poder de ser ya no más espectadores sino actores de su propio destino.

La implementación de estas premisas puede revestir diversas variantes, eso ya es asunto de quienes asumen la osadía de enfrentar los ojos duros de la muerte y es creación heroica que las generaciones actuales deben implementar con la mayor audacia y rapidez. De no ser así, ya no habrá mucho que defender, pues habremos perdido la guerra por una cultura humana a la altura de las mejores potencialidades humanas.

¡Creadores a crear la salida! ¡Ahora, qué mañana es tarde!

Nella diffusione e/o ripubblicazione di questo articolo si prega di citare la fonte: www.utopiarossa.blogspot.com

RED UTOPIA ROJA - Principles / Principios / Princìpi / Principes / Princípios

a) The end does not justify the means, but the means which we use must reflect the essence of the end.

b) Support for the struggle of all peoples against imperialism and/or for their self determination, independently of their political leaderships.

c) For the autonomy and total independence from the political projects of capitalism.

d) The unity of the workers of the world - intellectual and physical workers, without ideological discrimination of any kind (apart from the basics of anti-capitalism, anti-imperialism and of socialism).

e) Fight against political bureaucracies, for direct and councils democracy.

f) Save all life on the Planet, save humanity.

(January 2010)

* * *

a) El fin no justifica los medios, y en los medios que empleamos debe estar reflejada la esencia del fin.

b) Apoyo a las luchas de todos los pueblos contra el imperialismo y/o por su autodeterminación, independientemente de sus direcciones políticas.

c) Por la autonomía y la independencia total respecto a los proyectos políticos del capitalismo.

d) Unidad del mundo del trabajo intelectual y físico, sin discriminaciones ideológicas de ningún tipo, fuera de la identidad “anticapitalista, antiimperialista y por el socialismo”.

e) Lucha contra las burocracias políticas, por la democracia directa y consejista.

f) Salvar la vida sobre la Tierra, salvar a la humanidad

(Enero de 2010)

* * *

a) Il fine non giustifica i mezzi, ma nei mezzi che impieghiamo dev’essere riflessa l’essenza del fine.

b) Sostegno alle lotte di tutti i popoli contro l’imperialismo e/o per la loro autodeterminazione, indipendentemente dalle loro direzioni politiche.

c) Per l’autonomia e l’indipendenza totale dai progetti politici del capitalismo.

d) Unità del mondo del lavoro mentale e materiale, senza discriminazioni ideologiche di alcun tipo (a parte le «basi anticapitaliste, antimperialiste e per il socialismo.

e) Lotta contro le burocrazie politiche, per la democrazia diretta e consigliare.

f) Salvare la vita sulla Terra, salvare l’umanità.

(Gennaio 2010)

* * *

a) La fin ne justifie pas les moyens, et dans les moyens que nous utilisons doit apparaître l'essence de la fin projetée.

b) Appui aux luttes de tous les peuples menées contre l'impérialisme et/ou pour leur autodétermination, indépendamment de leurs directions politiques.

c) Pour l'autonomie et la totale indépendance par rapport aux projets politiques du capitalisme.

d) Unité du monde du travail intellectuel et manuel, sans discriminations idéologiques d'aucun type, en dehors de l'identité "anticapitaliste, anti-impérialiste et pour le socialisme".

e) Lutte contre les bureaucraties politiques, et pour la démocratie directe et conseilliste.

f) Sauver la vie sur Terre, sauver l'Humanité.

(Janvier 2010)

* * *

a) O fim não justifica os médios, e os médios utilizados devem reflectir a essência do fim.

b) Apoio às lutas de todos os povos contra o imperialismo e/ou pela auto-determinação, independentemente das direcções políticas deles.

c) Pela autonomia e a independência respeito total para com os projectos políticos do capitalismo.

d) Unidade do mundo do trabalho intelectual e físico, sem discriminações ideológicas de nenhum tipo, fora da identidade “anti-capitalista, anti-imperialista e pelo socialismo”.

e) Luta contra as burocracias políticas, pela democracia directa e dos conselhos.

f) Salvar a vida na Terra, salvar a humanidade.

(Janeiro de 2010)