L'associazione Utopia Rossa lavora e lotta per l'unità dei movimenti rivoluzionari di tutto il mondo in una nuova internazionale: la Quinta. Al suo interno convivono felicemente - con un progetto internazionalista e princìpi di etica politica - persone di provenienza marxista e libertaria, anarcocomunista, situazionista, femminista, trotskista, guevarista, leninista, credente e atea, oltre a liberi pensatori. Non succedeva dai tempi della Prima internazionale.

lunedì 11 luglio 2016

ARGENTINA: A LO MACRI, ENTRE INDEPENDENCIA Y PROVOCACIÓN, por Nechi Dorado y Gustavo Robles

Cuenta la historia argentina que el 9 de Julio de 1816 se firmó el Acta de Declaración de la Independencia que dejó explícita la ruptura de los vínculos de dependencia política con la monarquía española, a la vez que se renunció a cualquier otra dominación extranjera, días más, días menos de esa fecha instalada. Con los mismos o con diferentes rostros como adalides.
Más allá de las dos historias que nos envuelven a los nacidos en esta tierra austral, de lo que sí estamos seguros es de que jamás se efectivizó la independencia sino todo lo contrario. (Ver nota al pie del compañero Gustavo Robles a la cual adhiero.)
Se reconoce esta fecha como la culminación definitiva de una serie de instancias tomadas en el Congreso de Tucumán, entonces Provincias Unidas del Río de la Plata. No obstante, quienes andamos hurgueteando entre las hojas de nuestra historia aun manteniendo alguna diferencia en los análisis muchas veces, no podemos dejar pasar este recordatorio sin remarcar un par de puntos lanzados ayer en el acto central conmemorativo, que a mi juicio fueron terribles actos de provocación lanzados por el máximo representante del gobierno actual, el “ingeniero” Mauricio Macri.
Este ceo, uno de los representantes del saqueo a nuestro pueblo, funcional a los grandes intereses internacionales y que no es muy diferente a otros que lo precedieron y que jugaron a favor suyo; ayer, en fecha tan conmemorativa aún con las falencias que describe Gustavo Robles, cometió una serie de errores imperdonables. Uno de esos fue la invitación cursada al que fuera Rey de España (nada menos y en esta fecha…), que por supuesto fue aceptada por el cazador de elefantes, encontrándose el monarca Juan Carlos I tratando de ocupar el espacio dejado por los presidentes del mundo que no aceptaron, salvo alguna excepción, la invitación cursada por un miembro de la derecha más reaccionaria de América Latina.
El otro error imperdonable, vergonzoso, que más que error considero tremenda provocación, porque en política no creo en la inocencia… fue la frase espantosa con que rubricó su posición claramente entreguista, sometida, -sabido es que las corporaciones son apátridas y este señor no es sino un representante de las mismas-:
“Los ciudadanos de 1816 deberían tener la angustia, querido rey, de separarse de España”. [sic]
Los argentinos, es cierto, tenemos una historia conflictiva, plagada de miserias humanas, de intereses y conspiraciones incomprensibles. Pero con todas nuestras dificultades, entre tantas disquisiciones, tuvimos patriotas que deben estar revolcándose en sus tumbas ante tanto descerebrado portando un bastón presidencial, escupiendo frases desafortunadas que bien marcan tendencia lo cual no es para desestimar.
Creo que ya es demasiado, lo que no logro entender es cómo o hasta cuándo seremos capaces de soportar semejante desatino. Semejante irrespeto. Semejante desconocimiento. Semejante ataque a la memoria. Semejante afrenta seguramente dirigida desde afuera.
La del presidente de los argentinos NO fue una frase inocente, es parte de una nueva etapa en ciernes, es la profundización de la genuflexión de la que nunca pudimos salir, pero que el pueblo pensante no debe permitir.
No somos independientes de nada pero al menos seamos respetuosos de la historia bien escrita que también se puede recorrer y que no deja interrogantes. Por respeto a las excepciones honrosas que menciona el compañero Gustavo Robles.
Y como decoración final de este postre de desaciertos que dejan bien claro la provocación descripta en párrafo anterior; fue que en el Día de Cumpleaños de la Patria se permitió el desfile de militares del Operativo Independencia que diera pie al inicio de la sangrienta dictadura militar iniciada en marzo de 1976 que tantas vidas costara.
Ayer, 9 de Julio de 2016, nuestra patria sufrió un nuevo y brutal ataque que no podemos tolerar, más allá de las entelequias que cualquiera de nosotros mantengamos.
_____________________________________________________________

200 AÑOS DE… ¿INDEPEN QUÉ?, por Gustavo Robles
Parece mentira que en este país llamado Argentina, con la realidad concreta que nos toca vivir, haya espacio y tiempo para hablar, jactarse y festejar la “independencia”, una entelequia que cumple 200 años.
Parece mentira que haya quienes puedan pronunciar esa palabra y enarbolar ese concepto en un país gobernado directamente por multinacionales, con ceos en todos los puestos más encumbrados del gobierno. Baste como botones de muestra nombrar a Aranguren, ligado a y accionista de Shell; a Melconián, aliado y parte de los fondos buitres; o a Prat Gay, el miembro de la Banca Morgan a cargo de nuestra economía.
Tal vez tenga que ver con la forma en que nos declaramos “independientes” hace dos siglos, y con todo ese proceso que hoy veneramos, protagonizado en su mayoría por gente poco venerable, salvo excepciones.
Nuestra historia está llena de contradicciones que nos hacen ser lo que somos. Tal vez no sean muchos los argentinos que sepan que la bandera española flameó en el fuerte de Buenos Aires hasta el 22 de enero de 1815. ¿Quién la hizo arriar?: Alvear, quien comisionó a Manuel García ante Strangford –embajador inglés en Río de Janeiro- para solicitarle que las Provincias Unidas del Río de la Plata pasen a ser parte del Imperio Británico. Alvear fue depuesto no por ello, sino por por su forma tiránica de gobernar. Huyendo a España, renegó de la revolución, se declaró español y por medio de una carta pidió el perdón de Fernando VII, quien había recuperado el trono de España luego de la caída de Napoleón. Cuando se piensa en los actos de Alvear, uno entiende que la avenida que lleva su nombre en Baires no puede llamarse de otra manera, dada su ubicación, composición y significación.
Tal vez no sean muchos los que sepan que el primer Triunvirato envió a Sarratea a Inglaterra, en noviembre de 1813, para negociar “la vuelta al dominio español y el libre comercio con los británicos”, ya que había caído el dominio francés en la península. La desesperación era tal que Posadas envió más o menos para lo mismo, en noviembre de 1814, al venerado Belgrano y a Rivadavia, con instrucciones secretas y secretísimas: la aspiración de máxima era un protectorado inglés, y la de mínima, algo parecido a lo de Sarratea.
Tal vez no sepan muchos, que Beruti izó por primera vez la bandera celeste y blanca en el fuerte de Buenos Aires el 17 de abril de 1815.
Tal vez no sepan muchos, que el Congreso de Oriente de la Liga de los Pueblos Libres, compuestos por Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Córdoba, Santa Fe y la Banda Oriental, liderados por Artigas, declaró la independencia allá por el 29 de junio de 1815. Artigas fue combatido por la intelectualidad revolucionaria porteña, por la condición de caudillo popular del oriental y su federalismo. Artigas quería una federación de pueblos libres de toda Nuestramérica, mientras Buenos Aires aspiraba ser el centro del poder revolucionario. Por eso, el Congreso de Tucumán, convocado desde el puerto, no contó con los diputados de las provincias de la liga artiguista, excepto de Córdoba.
El Congreso de Tucumán comenzó a sesionar el 24 de marzo de 1816… una fecha que hoy significa una cosa muy diferente. Asistieron diputados de Buenos Aires, Tucumán, Córdoba, Catamarca, San Luis, La Rioja, Mendoza, San Juan, Santiago del Estero, Salta, Jujuy, Charcas, Mizque, Chichas y Potosí. A pesar de que se había convocado para dar una forma de gobierno a las Provincias Unidas y no para declarar la independencia, ante la iniciativa de los delegados tucumanos y jujeños que habían sido así instruídos por sus Cabildos, se instaló el tema. Al revés de la Asamblea del año 13, que había sido convocada para ello y no lo hizo, por injerencia del Imperio Británico. San Martín, Güemes, Artigas y Belgrano, que había vuelto de Europa con la noticia de que “Inglaterra se desinteresaba de la causa de la independencia”, fueron los que más presionaron en tal sentido.
El 9 de julio de 1816, por aclamación, se declaró la Independencia “de las Provincias Unidas de América del Sud de la dominación de los Reyes de España y su metrópoli”. Argentina todavía estaba a unas décadas de formarse.
Como la independencia se había declarado sólo de España, ello no era obstáculo para someterse a otro dominio. Por eso, a instancias del porteño Pedro Medrano se modificó el acta de declaración el 19 de julio, agregándose la frase “… y de toda dominación extranjera”.
Sin embargo, seguramente pocos sabrán que esos mismos diputados que votaron la independencia el 9 y 19 de julio, votarían el 4 de septiembre, con la excepción de Godoy Cruz, enviar dos delegados ante la corte portuguesa para “persuadir al gabinete de Brasil a que se declare Protector de la libertad e independencia de estas Provincias, restableciendo la Casa de los Incas y enlazándola con la de Braganza” (punto 6). “Si no tuviesen aprobación, pedir la coronación de un infante del Brasil o de cualquier otro infante extranjero con tal que no sea de España, para que enlazándolo con alguna de las infantas del Brasil gobierne este país” (punto 7).
Es decir…. Cuando se venere a los que declararon la independencia el 9 y el 19 de julio, téngase en cuenta que renegaron de ella el 4 de septiembre.
Releyendo nuestra verdadera historia, viendo a quienes consideramos nuestros “héroes”, no es de extrañar que quienes hoy llevan las riendas del país y quienes las llevaron hasta hace poco continúen el engaño y el relato tergiversado de los hechos. Los ceos de las multinacionales responden a ellas y no les interesa un comino la independencia del pueblo a sus intereses, como tampoco -a pesar de la retórica- a los que guardaron los intereses de Chevron, Monsanto, Barrik Gold, Rockefeller, Soros, Slim y 400 multinacionales que se llenaron los bolsillos con el sacrificio de los habitantes de este país.
La “independencia” de nuestro pueblo seguirá siendo una gran mentira mientras nos gobierne la escoria explotadora y sus aliados, con intereses entramados con las potencias imperialistas.
Está en nosotros, los explotados, los de abajo, hacer realidad ese concepto en estas tierras.

9 de julio de 2016

Nella diffusione e/o ripubblicazione di questo articolo si prega di citare la fonte: www.utopiarossa.blogspot.com

RED UTOPIA ROJA - Principles / Principios / Princìpi / Principes / Princípios

a) The end does not justify the means, but the means which we use must reflect the essence of the end.

b) Support for the struggle of all peoples against imperialism and/or for their self determination, independently of their political leaderships.

c) For the autonomy and total independence from the political projects of capitalism.

d) The unity of the workers of the world - intellectual and physical workers, without ideological discrimination of any kind (apart from the basics of anti-capitalism, anti-imperialism and of socialism).

e) Fight against political bureaucracies, for direct and councils democracy.

f) Save all life on the Planet, save humanity.

(January 2010)

* * *

a) El fin no justifica los medios, y en los medios que empleamos debe estar reflejada la esencia del fin.

b) Apoyo a las luchas de todos los pueblos contra el imperialismo y/o por su autodeterminación, independientemente de sus direcciones políticas.

c) Por la autonomía y la independencia total respecto a los proyectos políticos del capitalismo.

d) Unidad del mundo del trabajo intelectual y físico, sin discriminaciones ideológicas de ningún tipo, fuera de la identidad “anticapitalista, antiimperialista y por el socialismo”.

e) Lucha contra las burocracias políticas, por la democracia directa y consejista.

f) Salvar la vida sobre la Tierra, salvar a la humanidad

(Enero de 2010)

* * *

a) Il fine non giustifica i mezzi, ma nei mezzi che impieghiamo dev’essere riflessa l’essenza del fine.

b) Sostegno alle lotte di tutti i popoli contro l’imperialismo e/o per la loro autodeterminazione, indipendentemente dalle loro direzioni politiche.

c) Per l’autonomia e l’indipendenza totale dai progetti politici del capitalismo.

d) Unità del mondo del lavoro mentale e materiale, senza discriminazioni ideologiche di alcun tipo (a parte le «basi anticapitaliste, antimperialiste e per il socialismo.

e) Lotta contro le burocrazie politiche, per la democrazia diretta e consigliare.

f) Salvare la vita sulla Terra, salvare l’umanità.

(Gennaio 2010)

* * *

a) La fin ne justifie pas les moyens, et dans les moyens que nous utilisons doit apparaître l'essence de la fin projetée.

b) Appui aux luttes de tous les peuples menées contre l'impérialisme et/ou pour leur autodétermination, indépendamment de leurs directions politiques.

c) Pour l'autonomie et la totale indépendance par rapport aux projets politiques du capitalisme.

d) Unité du monde du travail intellectuel et manuel, sans discriminations idéologiques d'aucun type, en dehors de l'identité "anticapitaliste, anti-impérialiste et pour le socialisme".

e) Lutte contre les bureaucraties politiques, et pour la démocratie directe et conseilliste.

f) Sauver la vie sur Terre, sauver l'Humanité.

(Janvier 2010)

* * *

a) O fim não justifica os médios, e os médios utilizados devem reflectir a essência do fim.

b) Apoio às lutas de todos os povos contra o imperialismo e/ou pela auto-determinação, independentemente das direcções políticas deles.

c) Pela autonomia e a independência respeito total para com os projectos políticos do capitalismo.

d) Unidade do mundo do trabalho intelectual e físico, sem discriminações ideológicas de nenhum tipo, fora da identidade “anti-capitalista, anti-imperialista e pelo socialismo”.

e) Luta contra as burocracias políticas, pela democracia directa e dos conselhos.

f) Salvar a vida na Terra, salvar a humanidade.

(Janeiro de 2010)