L'associazione Utopia Rossa lavora e lotta per l'unità dei movimenti rivoluzionari di tutto il mondo in una nuova internazionale: la Quinta. Al suo interno convivono felicemente - con un progetto internazionalista e princìpi di etica politica - persone di provenienza marxista e libertaria, anarcocomunista, situazionista, femminista, trotskista, guevarista, leninista, credente e atea, oltre a liberi pensatori. Non succedeva dai tempi della Prima internazionale.

sabato 15 novembre 2014

TODOS SOMOS AYOTZINAPA, por Claudio Albertani

“Es el momento de enfrentarse al gobierno”Las palabras de don Roberto caen como piedras. Todos permanecemos en silencio, un silencio ensordecedor que cala en lo más hondo de nuestros corazones. Don Roberto -así le llamaré- no es un agitador profesional. Es un campesino de Ayotzinapa, Guerrero, que habla de manera pausada, midiendo sus palabras y sin levantar la voz. No es arrogante, no nos quiere impresionar; sólo transmitir su dolor, un dolor indecible. Don Roberto es el padre de uno de los 43 muchachos desaparecidos en Iguala hace 45 días.
Hoy ofreció su testimonio ante estudiantes y profesores de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, plantel San Lorenzo Tezonco. Doscientas personas nos apretamos en el domo Ricardo Flores Magón, símbolo de nuestra luchas en años pasados. Don Roberto no ve a su hijo de 19 años desde el 24 de septiembre, dos días antes de la tragedia. No se explica por qué desapareció, pero sabe que se lo llevó “la autoridad” y exige que la autoridad se lo devuelva. “Aunque sea la última cosa que hago en mi vida, aunque después me manden a matar”.
Don Roberto no está solo. Lo acompaña otro padre de familia que cuenta su propia historia, igualmente desgarradora; su hijo tiene una niña de siete años y otra de meses. ¿Dónde está? La mamá lo está esperando, lo necesita. Aplaudimos. Puede parecer insensato, pero es la única manera que encontramos de manifestar nuestra solidaridad. Luego interviene un estudiante de la normal, sobreviviente de la masacre. El muchacho habla con una dignidad tremenda, casi ofreciendo disculpas por estar vivo. La fuerza que irradia es una muestra, por si fuera necesario, de la pertinencia de las escuelas normales. Los muchachos se preparan para ser líderes comunitarios y lo logran. Luego, precisamente por esto los matan. “Es la hora de actuar”, dice. “Necesitamos que nos ayuden. No podemos permitir que los gobiernos nos desaparezcan así. Y si no nos quieren ayudar, por favor guarden silencio. Pero que no nos vengan a decir que nosotros somos los violentos, que no nos vengan a cobrar unos vidrios rotos, que no nos transformen de víctimas en victimarios”.  
Tiene razón. Ante el tamaño de la tragedia, lo primero que deberían sentir los que los critican a los jóvenes que manifiestan su rabia es vergüenza. ¿Quién tiene la autoridad moral para condenarlos? ¿La izquierda? ¿La derecha? ¿El gobierno? Hay tanta desinformación como funcionarios gubernamentales y de partido. ¿A quienes pertenecen los restos encontrados en la fosa común de Cocula? ¿Por qué mintió el Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, al declarar que son de los jóvenes normalistas? ¿Por qué mintió cuando afirmó que el matrimonio Abarca fue detenido en Iztapalapa, cuando es obvio que fue un montaje y que los detuvieron en otro lado?  
Algunos creen que el narcotráfico infiltró al Estado mexicano. Es al revés: el Estado infiltró a los narcos y los utiliza para el trabajo sucio. Reducido a una banda mafiosa –o, mejor dicho, a un conjunto de bandas mafiosas que se disputan dinero y territorios- el Estado mexicano muestra hoy su naturaleza monstruosa y su rostro criminal. En Tlatlaya –que por cierto se ubica a unos cuantos kilómetros de Iguala- el ejército federal ejecutó a 22 personas el 30 de junio pasado. ¿Tiene alguna relación ese crimen con el crimen de Iguala? Una cosa es cierta: en ambos lugares destaca la participación castrense.
El narco no es más que uno entre muchos negocios. Pocos señalan que la zona de Iguala se encuentra en el llamado “cinturón de oro”, también rico en plata, cobre, zinc, plomo y hierro, un auténtico El Dorado, enclavado en una región de terrible pobreza y altísimo riesgo social. Abarca hizo su fortuna con el oro y era dueño del Centro Joyero de Iguala, entre otros negocios. No lejos de Cocula, cuyos policías están involucrados en el crimen contra los normalistas, está el pueblo de Carrizalillo, donde se encuentra la mina de oro más grande de Latinoamérica. Pertenece a la candiense Goldcorp, que en 20 años pretende extraer unos 60 millones de toneladas de oro, a pesar de la devastación ambiental y las protestas de los ejidatarios.
Hay un dato más. El 11 de octubre pasado, el semanario Proceso publicó una nota informando que un grupo de sicarios había salido la noche del viernes 26 y la madrugada del sábado 27 de septiembre de la ciudad de Iguala con el respaldo de autoridades de los tres niveles y del Ejército, para refugiarse en la comunidad de Carrizalillo, municipio de Eduardo Neri “donde permanecen escondidos desde hace dos semanas cuando al menos 100 delincuentes se posesionaron del poblado” (http://www.proceso.com.mx/?p=384480). Nadie retomó esta información pero tampoco fue desmentida. ¿Por qué?
¿Hacia dónde vamos? Se respira un aire de catástrofe y las palabras sobran. Las muy populares películas sobre los horrores del narcoestado quedaron rebasadas. La realidad sobrepasa la ficción. Los criminales de Infierno, la famosa cinta que en 2010 se antojaba exagerada, son diletantes comparados con los sicarios de Abarca y las mentiras de Murillo Karam exceden La dictadura perfecta, recién estrenada. No, la dictadura no es perfecta y la última palabra la tiene el pueblo mexicano. Exijamos, para empezar, la liberación de Nestora Salgado, del Dr. Mireles, de Carlos López Marín, de Fernando Bárcenas Castillo, de Amelie Trudeau, de Fallon Rouiller, de Abraham Cortés Ávila, de Álvaro Sebastián Ramírez y de todos los presos de la guerra social.

(14 de noviembre)

Nella diffusione e/o ripubblicazione di questo articolo si prega di citare la fonte: www.utopiarossa.blogspot.com

RED UTOPIA ROJA - Principles / Principios / Princìpi / Principes / Princípios

a) The end does not justify the means, but the means which we use must reflect the essence of the end.

b) Support for the struggle of all peoples against imperialism and/or for their self determination, independently of their political leaderships.

c) For the autonomy and total independence from the political projects of capitalism.

d) The unity of the workers of the world - intellectual and physical workers, without ideological discrimination of any kind (apart from the basics of anti-capitalism, anti-imperialism and of socialism).

e) Fight against political bureaucracies, for direct and councils democracy.

f) Save all life on the Planet, save humanity.

(January 2010)

* * *

a) El fin no justifica los medios, y en los medios que empleamos debe estar reflejada la esencia del fin.

b) Apoyo a las luchas de todos los pueblos contra el imperialismo y/o por su autodeterminación, independientemente de sus direcciones políticas.

c) Por la autonomía y la independencia total respecto a los proyectos políticos del capitalismo.

d) Unidad del mundo del trabajo intelectual y físico, sin discriminaciones ideológicas de ningún tipo, fuera de la identidad “anticapitalista, antiimperialista y por el socialismo”.

e) Lucha contra las burocracias políticas, por la democracia directa y consejista.

f) Salvar la vida sobre la Tierra, salvar a la humanidad

(Enero de 2010)

* * *

a) Il fine non giustifica i mezzi, ma nei mezzi che impieghiamo dev’essere riflessa l’essenza del fine.

b) Sostegno alle lotte di tutti i popoli contro l’imperialismo e/o per la loro autodeterminazione, indipendentemente dalle loro direzioni politiche.

c) Per l’autonomia e l’indipendenza totale dai progetti politici del capitalismo.

d) Unità del mondo del lavoro mentale e materiale, senza discriminazioni ideologiche di alcun tipo (a parte le «basi anticapitaliste, antimperialiste e per il socialismo.

e) Lotta contro le burocrazie politiche, per la democrazia diretta e consigliare.

f) Salvare la vita sulla Terra, salvare l’umanità.

(Gennaio 2010)

* * *

a) La fin ne justifie pas les moyens, et dans les moyens que nous utilisons doit apparaître l'essence de la fin projetée.

b) Appui aux luttes de tous les peuples menées contre l'impérialisme et/ou pour leur autodétermination, indépendamment de leurs directions politiques.

c) Pour l'autonomie et la totale indépendance par rapport aux projets politiques du capitalisme.

d) Unité du monde du travail intellectuel et manuel, sans discriminations idéologiques d'aucun type, en dehors de l'identité "anticapitaliste, anti-impérialiste et pour le socialisme".

e) Lutte contre les bureaucraties politiques, et pour la démocratie directe et conseilliste.

f) Sauver la vie sur Terre, sauver l'Humanité.

(Janvier 2010)

* * *

a) O fim não justifica os médios, e os médios utilizados devem reflectir a essência do fim.

b) Apoio às lutas de todos os povos contra o imperialismo e/ou pela auto-determinação, independentemente das direcções políticas deles.

c) Pela autonomia e a independência respeito total para com os projectos políticos do capitalismo.

d) Unidade do mundo do trabalho intelectual e físico, sem discriminações ideológicas de nenhum tipo, fora da identidade “anti-capitalista, anti-imperialista e pelo socialismo”.

e) Luta contra as burocracias políticas, pela democracia directa e dos conselhos.

f) Salvar a vida na Terra, salvar a humanidade.

(Janeiro de 2010)